Conocerás a „el hombre de las ocho bienaventuranzas” – Pier Giorgio Frassati, experimentarás una bella liturgia, rezarás con el general de la Orden de Predicadores.

Durante la Jornada Mundial de la Juventud el monasterio de Cracovia vibrará rebosante de vida. Asistiremos a la reunión del papa Francisco con peregrinos de todo el mundo, los Hermanos servirán con su oración y presencia. Invitaremos a los sedientos y a los hambrientos a café, galletas y bocadillos.

Programa de la Jornada Mundial de la Juventud con los dominicos:

Encuentra a Frassati

Del 23 al 31 de julio en nuestra basílica se expondrán las reliquias de Pier Giorgio Frassati – patrón de los jóvenes y de los estudiantes, gran amante de la montaña, beatificado en 1990 por Juan Pablo II.

El Papa Francisco en su mensaje dedicado a la JMJ de este año ha escrito sobre él: „era un joven que entendía lo que significa tener un corazón compasivo, sensible a los más necesitados.”

Se podrá rezar ante las reliquias del beato de forma privada durante todo el día, excepto a las horas destinadas a la celebración de la liturgia (Laudes, Vísperas, Santa Misa.).

Los grupos organizados podrán rezar durante las Horas de la Misericordia de 15:00 a 16:00.

Disfruta de un café en el jardín

Visítanos y descansa a la sombra de los árboles del jardín monacal. Saborea un aromático café, deliciosos postres y bocadillos nutritivos.

Con motivo de la JMJ abriremos las puertas del jardín del monasterio, en el que cada día de 10:00 a 18:00 podrá visitar el Frassati Café, dirigido por los hermanos dominicos – un lugar de descanso, conversación o de reflexión personal.

Ven a la noche de vigilia

Celebra con nosotros el 800 aniversario de la fundación de la Orden (Orden de Predicadores), participa en la Noche de los Santos Dominicos.

Comenzaremos nuestra oración junto al Maestro General de la Orden, el hermano Bruno Cadoré OP, el miércoles 27 de julio a las 21:00.

Durante la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud nos gustaría invitar a todo aquel que se sienta cercano al carisma dominicano, a una vigilia nocturna en la basílica de Cracovia. Al unirnos en una oración en común, queremos prepararnos para una profunda vivencia de esta experiencia y para abrirnos al mensaje que nos dirigirá el Papa. Con la intercesión de los Santos Dominicos, rezaremos para que el Señor nos bendiga con la misericordia, dándonos un corazón sensible, abierto a las necesidades de los demás. Durante nuestra oración nos acompañarán las reliquias de San Jacinto, patrón de la Provincia Polaca de los Dominicos, y del beato Pier Giorgio Frassati, patrón de los jóvenes.

Visita la basílica

Descubre los recovecos de un monasterio medieval, explora la fascinante historia de la Orden Dominicana, que este año celebra su 800 aniversario.

Cada día, los hermanos dominicos guiarán a los peregrinos, exceptuando el martes 26.07, según el siguiente horario:

  • en polaco a las 10:00 y a las 14:00
  • en inglés a las 10:20 y a las 14:20
  • en italiano a las 10:40 y a las 16:00
  • en ucraniano y ruso a las 11:00.

La visita comienza, atendiendo al horario anteriormente citado, en la entrada principal de la basílica (ul. Stolarska 12).

Los peregrinos podrán visitar la basílica y el monasterio a título personal a cualquier hora del día, exceptuando las horas destinadas a la liturgia.

Siente la belleza de la liturgia

Cada día la congregación de nuestro convento se reúne para la oración (se reúne en una oración en común). Siente la belleza de la liturgia y alaba al Señor por su obra junto a los hermanos dominicos.

Cada día, de lunes a sábado (25-30 de julio), estás invitado:

  • a las 9:00 a Maitines (rezo de los salmos matutinos)
  • a las 12:00 a la Eucaristía
  • a las 18:30 a las Vísperas Gregorianas con procesión (rezo de los salmos nocturnos en latín, será posible acceder a traducciones en otras lenguas)

Durante todo el día, podrás acceder a nuestra basílica para entonar una oración privada frente a la tumba de San Jacinto y ante las reliquias de Pier Giorgio Frassati.

Conoce a los dominicos

Predicamos juntos, vivimos juntos, oramos en comunidad, nos gobernamos democráticamente. Somos dominicos.

Ya contamos con 800 años, y ante nosotros todo un futuro y un hambre infinita de Dios en los corazones de los hombres. Este año celebramos nuestro Jubileo, a fin de fortalecer nuestros corazones, encender nuestro deseo y con la esperanza, de que podamos enfrentarnos a los desafíos de cada día tal y como hizo Sto. Domingo.